ART脥CULO 3

  • ... en versos (21 de marzo, día mundial de la poesía)

    Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

    Este artículo lo vamos a ver más en detalle, tratando de ejemplificarlo, con la ayuda de una novela basada en un hecho biográfico del escritor Héctor Abad Faciolince quien, en su novela "El olvido que seremos", nos narra como fue asesinado su padre, el doctor Héctor Abad Gómez defensor de los derechos humanos. Asesinado a sangre fría por las fuerzas paramilitares en una céntrica calle de la ciudad de Medellín durante los años del conflicto armado de Colombia

    Un poema en el bolsillo

    Diálogo entre  Héctor Abad Faciolince, Monica Rita Bedana y Paolo Cognetti (en italiano)

    En este tablón multimedia se encuentra un recorrido en que tendréis que responder a tres preguntas en los iconos correspondientes a la lupa, la casa y al libro.

    En los otros dos iconos tenéis unos enlaces para ahondar la historia; mientras que el tercer icono os llevará de nuevo al Tablón que se encuentra abajo, para que podamos disfrutar de vuestras poesías. 

     

    Página de poemas

  • Poes铆a para la belleza y la humanidad - Escribe tu nombre y el instituto donde estudias, a continuaci贸n tu poes铆a.

    "Aqu铆 hoy" de Jorge Luis Borges

    Ya somos el olvido que seremos.
    El polvo elemental que nos ignora
    y que fue el rojo Ad谩n y que es ahora,
    todos los hombres, y que no veremos.
    Ya somos en la tumba las dos fechas
    del principio y el t茅rmino. La caja,
    la obscena corrupci贸n y la mortaja,
    los ritos de la muerte, y las endechas.
    No soy el insensato que se aferra
    al m谩gico sonido de su nombre.
    Pienso, con esperanza, en aquel hombre
    que no sabr谩 que fui sobre la tierra.
    Bajo el indiferente azul del cielo
    esta meditaci贸n es un consuelo.

    "Soneto del vino" de Jorge Luis Borges

    驴En qu茅 reino, en qu茅 siglo, bajo qu茅 silenciosa conjunci贸n de los astros, en qu茅 secreto d铆a que el m谩rmol no ha salvado, surgi贸 la valerosa y singular idea de inventar la alegr铆a?

    Con oto帽os de oro la inventaron. El vino
    fluye rojo a lo largo de las generaciones
    como el r铆o del tiempo y en el arduo camino
    nos prodiga su m煤sica, su fuego y sus leones.

    En la noche del j煤bilo o en la jornada adversa
    exalta la alegr铆a o mitiga el espanto
    y el ditirambo nuevo que este d铆a le canto

    otrora lo cantaron el 谩rabe y el persa.
    Vino, ens茅帽ame el arte de ver mi propia historia
    como si 茅sta ya fuera ceniza en la memoria.

    endecha

    palabra en el soneto "Aqu铆 hoy"

    ditirambo

    palabra en el "Soneto del vino"

    Vanessa Morganti

    IIS Corinaldesi Padovano, Senigallia (Italia)

    Os dedico un verso...

    IIS Corinaldesi Padovano, Senigallia (Italia).
    Tommaso Cini.

    鈥淟a 脷nica Rosa鈥 de Juan Ram贸n Jim茅nez (Allegra La Rocca Campus Da Vinci)

    LA 脷NICA ROSA
    Todas las rosas son la misma rosa,
    amor, la 煤nica rosa.
    Y todo queda contenido en ella,
    breve imajen del mundo,
    隆amor!, la 煤nica rosa.

    Letizia Bargelli (Campus Leonardo Da Vinci) "Tu Risa", poema de Pablo Neruda

    Qu铆tame el pan, si quieres,
    qu铆tame el aire, pero
    no me quites tu risa.

    No me quites la rosa,
    la lanza que desgranas,
    el agua que de pronto
    estalla en tu alegr铆a,
    la repentina ola
    de plata que te nace.

    Mi lucha es dura y vuelvo
    con los ojos cansados
    a veces de haber visto
    la tierra que no cambia,
    pero al entrar tu risa
    sube al cielo busc谩ndome
    y abre para mi todas
    las puertas de la vida.

    Amor m铆o, en la hora
    m谩s oscura desgrana
    tu risa, y si de pronto
    ves que mi sangre mancha
    las piedras de la calle,
    r铆e, porque tu risa
    ser谩 para mis manos
    como una espada fresca.

    Junto al mar en oto帽o,
    tu risa debe alzar
    su cascada de espuma,
    y en primavera, amor,
    quiero tu risa como
    la flor que yo esperaba,
    la flor azul, la rosa
    de mi patria sonora.

    "Dime, la rosa est谩 desnuda" Pablo Neruda (Bini Federica Campus Da Vinci)

    Dime, la rosa est谩 desnuda
    o s贸lo tiene ese vestido?

    Por qu茅 los 谩rboles esconden
    el esplendor de sus ra铆ces?

    Qui茅n oye los remordimientos
    del autom贸vil criminal?

    Hay algo m谩s triste en el mundo
    que un tren inm贸vil en la lluvia?

    Letizia Bargelli (Campus Leonardo Da Vinci) "Tu Risa", poema de Pablo Neruda

    ... continuaci贸n de la poes铆a

    R铆ete de la noche,
    del d铆a, de la luna,
    r铆ete de las calles
    torcidas de la isla,
    r铆ete de este torpe
    muchacho que te quiere,
    pero cuando yo abro
    los ojos y los cierro,
    cuando mis pasos van,
    cuando vuelven mis pasos,
    ni茅game el pan, el aire,
    la luz, la primavera,
    pero tu risa nunca
    porque me morir铆a.

    Los Justos - Jorge Luis Borges (Ilary Pilato, 5掳BLL, Leonardo da Vinci Umbertide)

    Un hombre que cultiva un jard铆n, como quer铆a Voltaire.
    El que agradece que en la tierra haya m煤sica.
    El que descubre con placer una etimolog铆a.
    Dos empleados que en un caf茅 del Sur juegan un silencioso ajedrez.
    El ceramista que premedita un color y una forma.
    Un tip贸grafo que compone bien esta p谩gina, que tal vez no le agrada
    Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
    El que acaricia a un animal dormido.
    El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
    El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
    El que prefiere que los otros tengan raz贸n.
    Esas personas, que se ignoran, est谩n salvando el mundo.
    Jorge Luis Borges

    Greta Beacci (Campus Leonardo Da Vinci) "ALMA DESNUDA", poema de Alfonsina Storni

    Soy un alma desnuda en estos versos,
    Alma desnuda que angustiada y sola
    Va dejando sus p茅talos dispersos.

    Alma que puede ser una amapola,
    Que puede ser un lirio, una violeta,
    Un pe帽asco, una selva y una ola.

    Alma que como el viento vaga inquieta
    Y ruge cuando est谩 sobre los mares,
    Y duerme dulcemente en una grieta.

    Alma que adora sobre sus altares,
    Dioses que no se bajan a cegarla;
    Alma que no conoce valladares.

    Alma que fuera f谩cil dominarla
    Con s贸lo un coraz贸n que se partiera
    Para en su sangre c谩lida regarla.

    Alma que cuando est谩 en la primavera
    Dice al invierno que demora: vuelve,
    Caiga tu nieve sobre la pradera.

    Alma que cuando nieva se disuelve
    En tristezas, clamando por las rosas(*)
    con que la primavera nos envuelve.

    Greta Beacci (Campus Leonardo Da Vinci) "ALMA DESNUDA", poema de Alfonsina Storni

    Alma que a ratos suelta mariposas
    A campo abierto, sin fijar distancia,
    Y les dice: libad sobre las cosas.

    Alma que ha de morir de una fragancia
    De un suspiro, de un verso en que se ruega,
    Sin perder, a poderlo, su elegancia.

    Alma que nada sabe y todo niega
    Y negando lo bueno el bien propicia
    Porque es negando como m谩s se entrega.

    Alma que suele haber como delicia
    Palpar las almas, despreciar la huella,
    Y sentir en la mano una caricia.

    Alma que siempre disconforme de ella,
    Como los vientos vaga, corre y gira;
    Alma que sangra y sin cesar delira
    Por ser el buque en marcha de la estrella.

    Splendorini Alice, Campus Da Vinci Umbertide, 鈥淵o me morir茅, y la noche鈥 de Juan Ramon Jimenez

    Yo me morir茅, y la noche
    triste, serena y callada,
    dormir谩 el mundo a los rayos
    de su luna solitaria.

    Mi cuerpo estar谩 amarillo,
    y por la abierta ventana
    entrar谩 una brisa fresca
    preguntando por mi alma.

    No s茅 si habr谩 quien solloce
    cerca de mi negra caja,
    o quien me d茅 un largo beso
    entre caricias y l谩grimas.

    Pero habr谩 estrellas y flores
    y suspiros y fragancias,
    y amor en las avenidas
    a la sombra de las ramas.

    Y sonar谩 ese piano
    como en esta noche pl谩cida,
    y no tendr谩 quien lo escuche
    sollozando en la ventana.

    Rima XXX Gustavo Adolfo B茅cquer (Sofia Zangarelli, Campus Leonardo da Vinci)

    Asomaba a sus ojos una l谩grima
    y a mi labio una frase de perd贸n;
    habl贸 el orgullo y se enjug贸 su llanto,
    y la frase en mis labios expir贸.

    Yo voy por un camino; ella, por otro;
    pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
    yo digo a煤n: 鈥斅縋or qu茅 call茅 aquel d铆a?
    Y ella dir谩: 鈥斅縋or qu茅 no llor茅 yo?

    Splendorini Alice, Campus Leonardo Da Vinci, Umbertide

    SONETO LXVI - CIEN SONETOS DE AMOR (1959) TARDE - PABLO NERUDA
    No te quiero sino porque te quiero
    y de quererte a no quererte llego
    y de esperarte cuando no te espero
    pasa mi coraz贸n del fr铆o al fuego.

    Te quiero s贸lo porque a ti te quiero,
    te odio sin fin, y odi谩ndote te ruego,
    y la medida de mi amor viajero
    es no verte y amarte como un ciego.

    Tal vez consumir谩 la luz de Enero,
    su rayo cruel, mi coraz贸n entero,
    rob谩ndome la llave del sosiego.

    En esta historia s贸lo yo me muero
    y morir茅 de amor porque te quiero,
    porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

    Caterina Borsi (Campus Leonardo da Vinci) Tu Risa, Pablo Neruda

    Qu铆tame el pan, si quieres,
    qu铆tame el aire, pero
    no me quites tu risa.

    No me quites la rosa,
    la lanza que desgranas,
    el agua que de pronto
    estalla en tu alegr铆a,
    la repentina ola
    de plata que te nace.

    Mi lucha es dura y vuelvo
    con los ojos cansados
    a veces de haber visto
    la tierra que no cambia,
    pero al entrar tu risa
    sube al cielo busc谩ndome
    y abre para mi todas
    las puertas de la vida.
    Amor m铆o, en la hora
    m谩s oscura desgrana
    tu risa, y si de pronto
    ves que mi sangre mancha
    las piedras de la calle,
    r铆e, porque tu risa
    ser谩 para mis manos
    como una espada fresca.
    Junto al mar en oto帽o,
    tu risa debe alzar
    su cascada de espuma,
    y en primavera, amor,
    quiero tu risa como
    la flor que yo esperaba,
    la flor azul, la rosa
    de mi patria sonora.

    Caterina Borsi (Campus Leonardo da Vinci) Tu Risa, Pablo Neruda

    R铆ete de la noche,
    del d铆a, de la luna,
    r铆ete de las calles
    torcidas de la isla,
    r铆ete de este torpe
    muchacho que te quiere,
    pero cuando yo abro
    los ojos y los cierro,
    cuando mis pasos van,
    cuando vuelven mis pasos,
    ni茅game el pan, el aire,
    la luz, la primavera,
    pero tu risa nunca
    porque me morir铆a.

    Erica Moroni

    IIS Corinaldesi Padovano, Senigallia (Italia)

    Giada Frulla

    IIS Corinaldesi-Padovano, Senigallia

    LAS TRES HOJAS (lucia Medici, Campus Leonardo da Vinci)

    Debajo de la hoja
    de la verbena
    tengo a mi amante malo.
    隆Jes煤s, qu茅 pena!

    Giulia Fraioli

    IIS Corinaldesi Padovano, Senigallia (Italia)

    Giorgio Sorrentino

    IIS Corinaldesi - Padovano, Senigallia (Italia)

    CAEN PENSAMIENTOS DE AMOR (Eleonora Rossi, campus Leonardo da Vinci)

    Caen pensamientos de amor
    en los volcanes extinguidos?

    Es un cr谩ter una venganza
    o es un castigo de la tierra?

    Con qu茅 estrellas siguen hablando
    los r铆os que no desembocan?

    "Sol De Invierno", Jos茅 Coronel Urtecho. (Martina Rendinella, Campus Leonardo Da Vinci)

    Cuando ha llovido toda la ma帽ana
    y el sol, de pronto asoma y dora el llano,
    鈥攜 parece que el 谩ngel del verano
    cae sobre el invierno y lucha y gana鈥
    Y el cielo se abre, el campo se engalana
    y el viento barre hasta el conf铆n lejano,
    para mirar del sol el rostro ufano
    con cu谩nto gozo te abro mi ventana!
    Entra el sol y mi cuarto se ilumina,
    se despeja el fastidio, huye la pena
    que el alma l铆mpida y serena.
    M谩s qu茅 pronto la dicha se termina!
    La alegr铆a del sol brilla un momento:
    vuelve la oscuridad, la lluvia, el viento.

    Pablo Neruda- TUS PIES (Chiara Freddi, Campus Leonardo Da Vinci, Umbertide)

    Cuando no puedo mirar tu cara
    miro tus pies.

    Tus pies de hueso arqueado,
    tus peque帽os pies duros.

    Yo s茅 que te sostienen,
    y que tu dulce peso
    sobre ellos se levanta.

    Tu cintura y tus pechos,
    la duplicada p煤rpura
    de tus pezones,
    la caja de tus ojos
    que reci茅n han volado,
    tu ancha boca de fruta,
    tu cabellera roja,
    peque帽a torre m铆a.

    Pero no amo tus pies
    sino porque anduvieron
    sobre la tierra y sobre
    el viento y sobre el agua,
    hasta que me encontraron.

    Arianna Grassini ( Campus Leonardo Da Vinci) "Y TE BUSQU脡 POR PUEBLOS"

    Y te busqu茅 por pueblos,
    Y te busqu茅 en las nubes,
    Y para hallar tu alma
    Muchos lirios abr铆, lirios azules.

    Y los tristes llorando me dijeron:
    鈥斅h, qu茅 dolor tan vivo!
    隆Que tu alma ha mucho tiempo que viv铆a
    En un lirio amarillo!鈥

    Giulia Galletti (Campus 鈥淟eonardo da Vinci鈥, Umbertide) 鈥淟a Infinita鈥, Pablo Neruda

    Ves estas manos? Han medido
    la tierra, han separado
    los minerales y los cereales,
    han hecho la paz y la guerra,
    han derribado las distancias
    de todos los mares y r铆os,
    y sin embargo
    cuanto te recorren
    a ti, peque帽a,
    grano de trigo, alondra,
    no alcanzan a abarcarte,
    se cansan alcanzando
    las palomas gemelas
    que reposan o vuelan en tu pecho,
    recorren las distancias de tus piernas,
    se enrollan en la luz de tu cintura.
    Para m铆 eres tesoro m谩s cargado
    de inmensidad que el mar y su racimos
    y eres blanca y azul y extensa como
    la tierra en la vendimia.
    En ese territorio,
    de tus pies a tu frente,
    andando, andando, andando,
    me pasar茅 la vida.

    Membreno Alisson "Y TE BUSQU脡 POR PUEBLOS" Jos茅 Marti

    Y te busqu茅 por pueblos,
    Y te busqu茅 en las nubes,
    Y para hallar tu alma
    Muchos lirios abr铆, lirios azules.

    Y los tristes llorando me dijeron:
    鈥斅h, qu茅 dolor tan vivo!
    隆Que tu alma ha mucho tiempo que viv铆a
    En un lirio amarillo!鈥

    Nico Cipriani (Campus Leonardo da Vinci) - 鈥淧az鈥 de Alfonsina Storni

    Vamos hacia los 谩rboles... el sue帽o
    Se har谩 en nosotros por virtud celeste.
    Vamos hacia los 谩rboles; la noche
    Nos ser谩 blanda, la tristeza leve.

    Vamos hacia los 谩rboles, el alma
    Adormecida de perfume agreste.
    Pero calla, no hables, s茅 piadoso;
    No despiertes los p谩jaros que duermen.

    鈥淟a Infinita鈥, Pablo Neruda- Giulia Galletti, Campus 鈥淟eonardo da Vinci鈥, Umbertide

    Ves estas manos? Han medido
    la tierra, han separado
    los minerales y los cereales,
    han hecho la paz y la guerra,
    han derribado las distancias
    de todos los mares y r铆os,
    y sin embargo
    cuanto te recorren
    a ti, peque帽a,
    grano de trigo, alondra,
    no alcanzan a abarcarte,
    se cansan alcanzando
    las palomas gemelas
    que reposan o vuelan en tu pecho,
    recorren las distancias de tus piernas,
    se enrollan en la luz de tu cintura.
    Para m铆 eres tesoro m谩s cargado
    de inmensidad que el mar y su racimos
    y eres blanca y azul y extensa como
    la tierra en la vendimia.
    En ese territorio,
    de tus pies a tu frente,
    andando, andando, andando,
    me pasar茅 la vida.

    EL INSECTO (Bastianelli Alberto - Campus da Vinci)

    De tus caderas a tus pies
    quiero hacer un largo viaje.

    Soy m谩s peque帽o que un insecto.

    Voy por estas colinas,
    son de color de avena,
    tienen delgadas huellas
    que s贸lo yo conozco,
    cent铆metros quemados,
    p谩lidas perspectivas.

    Aqu铆 hay una monta帽a.
    No saldr茅 nunca de ella.
    Oh qu茅 musgo gigante!
    Y un cr谩ter, una rosa
    de fuego humedecido!

    Por tus piernas desciendo
    hilando una espiral
    o durmiendo en el viaje
    y llego a tus rodillas
    de redonda dureza
    como a las cimas duras
    de un claro continente.

    Hacia tus pies resbalo,
    a las ocho aberturas
    de tus dedos agudos,
    lentos, peninsulares,
    y de ellos al vac铆o
    de la s谩bana blanca
    caigo buscando ciego
    y hambriento tu contorno
    de vasija quemante!

    鈥淭al vez no ser es ser鈥 Pablo Neruda, Pazzaglia Debora (Campus L. Da Vinci)

    sin que t煤 seas
    sin que vayas cortando el mediod铆a
    como una flor azul, sin que camines
    m谩s tarde por la niebla y los ladrillos,

    sin esa luz que llevas en la mano
    que tal vez otros no ver谩n dorada,
    que tal vez nadie supo que crec铆a
    como el origen rojo de la rosa,

    sin que seas, en fin, sin que vinieras
    brusca, incitante, a conocer mi vida,
    r谩faga de rosal, trigo del viento,

    y desde entonces soy porque t煤 eres,
    y desde entonces eres, soy y somos,
    y por amor ser茅, ser谩s seremos

    POEMA 15 - VEINTE POEMAS DE AMOR Y UNA CANCI脫N DESESPERADA. Lucia Lammoglia (Campus Leonardo Da Vinci)

    Me gustas cuando callas porque est谩s como ausente,
    y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
    Parece que los ojos se te hubieran volado
    y parece que un beso te cerrara la boca.

    Como todas las cosas est谩n llenas de mi alma
    emerges de las cosas, llena del alma m铆a.
    Mariposa de sue帽o, te pareces a mi alma,
    y te pareces a la palabra melancol铆a.

    Me gustas cuando callas y est谩s como distante.
    Y est谩s como quej谩ndote, mariposa en arrullo.
    Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
    d茅jame que me calle con el silencio tuyo.

    D茅jame que te hable tambi茅n con tu silencio
    claro como una l谩mpara, simple como un anillo.
    Eres como la noche, callada y constelada.
    Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

    Me gustas cuando callas porque est谩s como ausente.
    Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
    Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
    Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

    Federica Brocchini

    IIS Corinaldesi Padovano, Senigallia (Italia)

    Jenifer Gonzalez (ies julio caro baroja Retratarme para darte la foto, Gloria Fuertes

    No es suficiente no poderte mirar hondo,
    no basta con los dedos se帽alarte la risa.
    No es nada olerte el pelo,
    ver tu danza,
    escucharte la voz
    ponerla en cinta.
    No es suficiente no, so帽ar contigo
    rezar para que vivas,
    retratarme para darte la foto,
    escribirte en la noche
    con obsesi贸n pensar en tus maneras...

    隆No es suficiente no, darte la vida,
    ni decir a la gente que te quiero,
    ni entregar al mendigo mis ahorros,
    ni quemar el pasado es suficiente!

    J.C.B (Luis Yankonay Padilla Tabi)

    鈥淢e encanta tu sonrisa, Monalisa
    Tiene algo que hipnotiza, me hechiza
    Me encanta tu mirada, tu cara enamorada
    Y el sabor de tu boca cuando te beso鈥
    - ALKILADOS (Canci贸n: "Monalisa")

    Tarek (JCB) "Insomnio" de D谩maso Alonso

    Madrid es una ciudad con m谩s de un mill贸n de cad谩veres (seg煤n las 煤ltimas estad铆sticas).
    A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 a帽os que me pudro,
    y paso largas horas oyendo gemir al hurac谩n, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
    Y paso largas horas gimiendo como el hurac谩n, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
    Y paso largas horas pregunt谩ndole a Dios, pregunt谩ndole por qu茅 se pudre lentamente mi alma,
    por qu茅 se pudren m谩s de un mill贸n de cad谩veres en esta ciudad de Madrid,
    por qu茅 mil millones de cad谩veres se pudren lentamente en el mundo.
    Dime, 驴qu茅 huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
    驴Temes que se te sequen los grandes rosales del d铆a, las tristes azucenas letales de tus noches?

    Raquel Garc铆a (JCB) ''Volver谩n las oscuras golondrinas''-Gustavo Adolfo B茅cquer

    Volver谩n las oscuras golondrinas
    En tu balc贸n sus nidos a colgar
    Y otra vez, con el ala en tus cristales,
    Jugando llamar谩n.
    Pero aquellas que el vuelo refrenaban
    La hermosura y la dicha contemplar,
    Aquellas que aprendieron nuestros nombres,
    Esas no volver谩n.

    Volver谩n las tupidas madreselvas
    De tu jard铆n, las tapias a escalar
    Y otra vez a la tarde a煤n m谩s hermosas
    Sus flores abrir谩n.
    Pero aquellas cuajadas de roc铆o
    Cuyas gotas mir谩bamos temblar
    Y caer como l谩grimas del d铆a
    Esas no volver谩n.

    Volver谩n del amor en tus o铆dos
    Las palabras ardientes a sonar.
    Tu coraz贸n de su profundo sue帽o
    Tal vez despertar谩.
    Pero muda y absorta y de rodillas,
    Como se adora a dios ante su altar,
    Como yo te he querido deseng谩帽ate,
    As铆 no te querr谩n.
    Esas no volver谩n.

    Estefany Paola Tamayo vargas (Instituto Julio Caro Baroja)

    Siempre es conmovedor el ocaso
    por indigente o charro que sea,
    pero m谩s conmovedor todav铆a
    es aquel brillo desesperado y final
    que herrumbra la llanura
    cuando el sol 煤ltimo se ha hundido.
    Nos duele sostener esa luz tirante y distinta,
    esa alucinaci贸n que impone al espacio
    el un谩nime miedo de la sombra
    y que cesa de golpe
    cuando notamos su fals铆a,
    como cesan los sue帽os
    cuando sabemos que so帽amos.
    (Jorge Luis Borges)

    Daniela (Julio caro baroja) "NOTAS MUSICALES"

    Qui茅n ha dicho que es necesario saber todas las notas musicales.
    Las melod铆as resuenan libremente y sin ellas por el espacio.

    Aya Ameziane (JCB) "驴Que si soy valiente?" de Alexander Enciso
    Kristian Krasimirov JCB `La misa del amor麓. anonimo

    Ma帽anita de San Juan,
    ma帽anita de primor,
    cuando damas y galanes
    van a o铆r misa mayor.

    All谩 va la mi se帽ora,
    entre todas la mejor;
    viste saya sobre saya,
    mantell铆n de tornasol,
    camisa con oro y perlas
    bordada en el cabez贸n.

    En la su boca muy linda
    lleva un poco de dulzor;
    en la su cara tan blanca,
    un poquito de arrebol,
    y en los sus ojuelos garzos
    lleva un poco de alcohol;
    as铆 entraba por la iglesia
    relumbrando como el sol.

    Las damas mueren de envidia,
    y los galanes de amor.
    El que cantaba en el coro,
    en el credo se perdi贸;
    el abad que dice misa,
    ha trocado la lecci贸n;
    monaguillos que le ayudan,
    no aciertan responder, non,
    por decir am茅n, am茅n,
    dec铆an amor, amor.

    Ashley cordero (JCB) ''poema'' de Octavio Paz

    Mis pasos en esta calle
    Resuenan
    En otra calle
    Donde
    Oigo mis pasos
    Pasar en esta calle
    Donde
    Solo es real la niebla.

    Victor Buyo Queiro JCB 鈥淎usencia鈥 (Jorge Luis Borges)

    Habr茅 de levantar la vasta vida

    que a煤n ahora es tu espejo:

    cada ma帽ana habr茅 de reconstruirla.



    Desde que te alejaste,

    cu谩ntos lugares se han tornado vanos

    y sin sentido, iguales

    a luces en el d铆a.



    Tardes que fueron nicho de tu imagen,

    m煤sicas en que siempre me aguardabas,

    palabras de aquel tiempo,

    yo tendr茅 que quebrarlas con mis manos.



    驴En qu茅 hondonada esconder茅 mi alma

    para que no vea tu ausencia

    que como un sol terrible, sin ocaso,

    brilla definitiva y despiadada?



    Tu ausencia me rodea

    como la cuerda a la garganta,

    el mar al que se hunde.

    Izan Moscoso (JCB) "Am茅rica, no invoco tu nombre en vano" (Pablo Neruda)

    AM脡RICA,
    no invoco tu nombre en vano.
    Cuando sujeto al coraz贸n la espada,
    cuando aguanto en el alma la gotera,
    cuando por las ventanas
    un nuevo d铆a tuyo me penetra,
    soy y estoy en la luz que me produce,
    vivo en la sombra que me determina,
    duermo y despierto en tu esencial aurora:
    dulce como las uvas, y terrible,
    conductor del az煤car y el castigo,
    empapado en esperma de tu especie,
    amamantado en sangre de tu herencia.

    Kimberly Pimentel (J.C.B) "Tres cosas.." de Baltasar de Alc谩zar

    Tres cosas me tienen preso
    de amores el coraz贸n:
    la bella In茅s, el jam贸n
    y berenjenas con queso.

    Esta In茅s, amantes, es
    quien tuvo en m铆 tal poder,
    que me hizo aborrecer
    todo lo que no era In茅s.

    Tr谩eme un a帽o sin seso,
    hasta que en una ocasi贸n
    me dio a merendar jam贸n
    y berenjenas con queso.

    En gusto, medida y peso
    no les hallo distinci贸n:
    ya quiero In茅s, ya jam贸n,
    ya berenjenas con queso.

    Soneto de la guirnalda de rosas. De Federico Garc铆a Lorca

    隆Esa guirnalda! 隆pronto! 隆que me muero!
    隆Teje deprisa! 隆canta! 隆gime! 隆canta!
    que la sombra me enturbia la garganta
    y otra vez viene y mil la luz de enero.

    Entre lo que me quieres y te quiero,
    aire de estrellas y temblor de planta,
    espesura de an茅monas levanta
    con oscuro gemir un a帽o entero.

    Goza el fresco paisaje de mi herida,
    quiebra juncos y arroyos delicados.
    Bebe en muslo de miel sangre vertida.

    Pero 隆pronto! Que unidos, enlazados,
    boca rota de amor y alma mordida,
    el tiempo nos encuentre destrozados.

    "Soneto de la guirnalda de rosas" De Federico Garc铆a Lorca. Estefania (JCB)

    隆Esa guirnalda! 隆pronto! 隆que me muero!
    隆Teje deprisa! 隆canta! 隆gime! 隆canta!
    que la sombra me enturbia la garganta
    y otra vez viene y mil la luz de enero.

    Entre lo que me quieres y te quiero,
    aire de estrellas y temblor de planta,
    espesura de an茅monas levanta
    con oscuro gemir un a帽o entero.

    Goza el fresco paisaje de mi herida,
    quiebra juncos y arroyos delicados.
    Bebe en muslo de miel sangre vertida.

    Pero 隆pronto! Que unidos, enlazados,
    boca rota de amor y alma mordida,
    el tiempo nos encuentre destrozados.